10 de abril de 2014

Los beneficios del Yoga

El Yoga es una tradicional disciplina física y mental con origen en la India, cuya práctica se ha extendido hasta nuestros días, ganando cada vez más adeptos.
En el mundo actual, donde las obligaciones casi ininterrumpidas y las vidas en las grandes urbes conspiran contra la tranquilidad, el Yoga ha renacido como una manera de reducir los efectos de tal ajetreo.
Por eso ya no sorprende toparse con institutos dedicados exclusivamente a la formación en esta rica disciplina, ni tampoco ver grupos de personas practicándolo al aire libre.

Clase de Yoga
El Yoga puede desarrollar nuestra faceta social y mejorar el vínculo con el otro.

¿En qué nos puede ayudar el Yoga?

Cuerpo…

Lo cierto es que son numerosos los beneficios que nos prodiga. Y vale aclarar que el crédito que le saquemos a su práctica no está sujeto a creencias espirituales ni religiosas; en efecto, cualquiera, más allá de su ideología o visión del mundo, notará los increíbles beneficios del Yoga.
En primer lugar, como toda actividad física, fortalecerá nuestro cuerpo en general: su práctica habitual tonificará músculos, volverá más resistentes a los huesos y a las articulaciones, y nos llenará de juventud y energía; nos ayudará a “desintoxicarnos”, mejorará nuestra capacidad respiratoria, el funcionamiento integral del sistema cardiovascular, y aumentará nuestras defensas naturales. En pocas palabras, ¡provocará un tsunami de endorfinas dentro de nosotros!
Por supuesto que otorga flexibilidad y equilibrio, permitiéndonos hacer posturas que creíamos imposibles. De hecho, muchas de las personas que entran en el mundo del Yoga lo hacen buscando precisamente eso: incrementar su flexibilidad, que puede serles útil en otros deportes o actividades que realicen. Sí, van por la flexibilidad, pero al poco tiempo advierten que el Yoga es, más que eso, una manera de encarar la vida.

…y mente

Al ser una actividad que nos beneficia de manera integral, también tiene su correlato en nuestra faceta “espiritual”. Por ejemplo, sirve para contrarrestar el estrés, aprender el autodominio y no dejarnos superar por las situaciones cotidianas. Así, encontraremos que somos dueños de nuestro destino, que el eje de la existencia está en nuestro interior, y no fuera. Además, nos propone el razonamiento, la reflexión y la armonía como basamentos para afrontar el día a día.
De la mano del mejoramiento de nuestras capacidades físicas, el Yoga servirá para llenarnos de autoestima y seguridad en todos los aspectos de nuestra vida. Y la práctica en grupo nos permite establecer relaciones y desarrollar sentimientos de empatía y solidaridad hacia los demás.

Yoga al aire libre
Los entornos naturales son un excelente complemento para la práctica del Yoga.

Otros beneficios del Yoga

Se ha relacionado a la práctica del Yoga con un mejoramiento del estado general en personas con artritis, várices y asma, entre otras dolencias. En relación con esto, el Yoga nos ayudará a corregir la postura, gracias al fortalecimiento de la columna y de los músculos abdominales.
La relajación que nos genera contribuirá a la hora de dormir, pues combate el insomnio. Y sus beneficios se darán también en las pequeñas o grandes encrucijadas que nos plantea la vida diaria, ya que el enfoque al que nos obliga el Yoga desarrollará nuestra capacidad de concentración, lo cual será provechoso en la toma de decisiones.

¿Qué estás esperando?

Después de haberte enterado de los numerosos beneficios del Yoga, no tienes excusas para no practicarlo. Ponte ropa holgada, ve a buscar ya mismo un instructor y… ¡cambia tu vida!

Hoy en la Salud, Actualizado el: 4/10/2014


2 comentarios:

ACOTÍO DECÓ dijo...

Tienes un blog muy completo y con contenido muy interesante. Ya te sigo¡! Fantástico post¡!

Juan Pablo R dijo...

Bueno, ¡muchas gracias por leernos! Saludos.

Publicar un comentario