3 de noviembre de 2014

Qué es el crossfit

Si hay una palabra que ha cobrado resonancia dentro del mundo del fitness en los últimos tiempos, es crossfit. Ahora bien, ¿qué es en realidad el crossfit? ¿Cuál es su origen? ¿Cualquiera puede practicarlo?
En este artículo te responderemos todas estas y otras preguntas acerca de este fenómeno actual.

Origen y concepto del crossfit

El entrenamiento crossfit fue implementado como tal y por primera vez en 1995, y se centró en la optimización física de las tropas de elite de Estados Unidos, incluyendo policías y diversos tipos de militares.
Creado con el objetivo de formar a personas cuyo estado físico debe ser inmejorable ––pues se encargan de combatir el delito o participar en conflictos bélicos––, está claro que el crossfit ofrece un entrenamiento integral del cuerpo. La modalidad implica la sucesión ininterrumpida de una serie de diversos ejercicios orientados a aumentar la agilidad en general, la fuerza y, sobre todo, la resistencia. Por supuesto que su práctica asidua brindará un incremento en la flexibilidad, la capacidad respiratoria, la explosividad en el movimiento y el equilibrio, entre otras características básicas del rendimiento físico de las personas.

entrenamiento-dominadas
Las dominadas son uno de los ejercicios más utilizados en el crossfit.

Una clase estándar dura una hora y consta de las siguientes “fases”: diez a veinte minutos de calentamiento y ejercicios de fuerza; el “entrenamiento diario”, que consiste en la parte más intensa y ronda entre los quince y treinta minutos; y una parte final de diez a quince minutos que sirve para “bajar el ritmo” y puede incluir abdominales y estiramientos.

Boom del crossfit

Al producirse el boom del crossfit ––en el año 2005––, personajes relacionados con los más variados deportes, estrellas de cine y, por supuesto, el público en general se volcaron a la práctica de esta modalidad de entrenamiento.
La novedad del crossfit estriba en que implica una ruptura con respecto a los entrenamientos comunes en los gimnasios convencionales. De hecho, es notoria la ausencia de pesas y máquinas de ejercicio, y su reemplazo por neumáticos, enormes martillos, sogas. Otra característica es el uso del propio peso a la hora de entrenar, con ejercicios como sentadillas, estocadas, flexiones de brazo y otros.

entrenamiento-neumatico
Los neumáticos y enormes martillos son un implemento básico del crossfit.

Ante la novedad que encarna el crossfit, ocurrió que muchas personas, cansadas de la rutina de los gimnasios, optaron por él.
Los adeptos lo definen como un método de entrenamiento que se apoya en la intensidad para alcanzar del modo más rápido posible el objetivo: mejorar la capacidad física.

¿Es para todos?

El tema de la intensidad es justamente el centro de la cuestión. Si bien los fanáticos del crossfit afirman que este tipo de entrenamiento es para todos, pues es pasible de adaptarse a la capacidad y fortaleza de cada uno, desde jóvenes hasta ancianos, diversos profesionales de la salud han alzado la voz para poner un freno a una moda que avanza a pasos agigantados.
En Argentina se ha dado al menos un caso de muerte por parte de un joven que practicaba este entrenamiento y cayó desvanecido. Esto prendió una alarma y tiñó de cierto desencanto al boom del fitness.
La “libertad” propiciada por la ausencia de máquinas ––que siempre ofician como “guías” a la hora de ejercitar–– lleva a que cada uno realice los ejercicios de una manera personal. En consecuencia, el desconocimiento de la técnica correcta puede conducir a lesiones provocadas por un mal uso de la fuerza. Problemas en las articulaciones y en la columna son los más habituales.
Por ende, lo ideal es que lo practiquen aquellos que tengan cierta formación en actividad física y, claro, con buena condición. Y con los alumnos nuevos, es fundamental la correcta y constante asistencia de parte del instructor, de modo que se familiaricen con las técnicas y eviten lastimarse. También hay que recordar, como sucede con todo ejercicio, que los límites debe ponerlos uno mismo, sin nunca llegar al cansancio extremo; y resaltar el papel de una alimentación e hidratación adecuadas, combinadas con el descanso necesario.
Obviamente que antes de llevar a cabo ejercicios de alta intensidad como este, es indispensable la consulta con el médico deportólogo, quien determinará, mediante diversos exámenes físicos, la aptitud o no para realizarlos.

Hoy en la Salud, Actualizado el: 11/03/2014


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada