14 de marzo de 2014

Cómo combatir el mal aliento

Se estima que la halitosis, conocida como “mal aliento”, afecta aproximadamente a una de cada cuatro personas. No solo se trata de una cuestión estética, sino que es un problema que abarca la salud de manera integral, ya que el mal aliento puede ser un indicador de diversas enfermedades del aparato digestivo e infecciones, entre ellas, de pulmón, de riñón e incluso diabetes.
Sin embargo, no te asustes si tienes mal aliento, pues en el noventa por ciento de los casos, el motivo principal se aloja en la boca, por los restos de comida y bacterias que se forman, y no por factores de mayor gravedad, como los mencionados más arriba.
Por supuesto que, entre las causas más directas de la halitosis, no pueden dejar de mencionarse la ausencia de higiene bucal, las caries y deterioro de encías y piezas dentales, y la sequedad de la boca, producto de escasa salivación.
A continuación te daremos varios consejos sobre cómo combatir el mal aliento. ¡Toma nota!

Mitos en torno del mal aliento

Antes que nada, es necesario derribar ciertos mitos en torno de este problema. Por ejemplo, existe la creencia de que el café es causante de mal aliento. Sin embargo, estudios realizados por científicos israelíes han probado que no solamente no provoca halitosis, sino que sus componentes naturales pueden neutralizar a las bacterias que la generan.
Ahora detengámonos en otro de los principales apuntados: el ajo. Mal hecho, no solo por sus beneficiosas propiedades, sino porque su influencia en el aliento puede contrarrestarse con facilidad. ¿Cómo? Investigadores norteamericanos demostraron que tomar un vaso de leche en medio de una comida con ajo será suficiente para inhibir el mal aliento.

El mal aliento puede originar problemas en los vínculos de las personas.

Otro trabajo científico publicado en la revista Archives of Oral Biology determinó que el té verde, gracias a sus componentes naturales, es capaz de disminuir la acción del mal aliento.
También se arribó a la conclusión de que el sobrepeso está asociado a la halitosis. ¿Por qué? Porque la dieta de las personas obesas favorece a la sequedad de la boca, una de las principales causas de este problema. Si hablamos de malos hábitos, es conveniente dejar de consumir alcohol y el cigarrillo.
Uno de los consejos más importantes para combatir el mal aliento es implementar una dieta balanceada. No se trata de evitar alimentos, sino más bien de adquirir la costumbre de lavarse los dientes luego de cada comida.

Tips para combatir el mal aliento

· Primero, lávate los dientes con frecuencia, en especial por la noche y luego de comidas intensas. Acompaña la higiene utilizando hilo dental y enjuagues bucales.
· Beber abundante agua, para evitar la sequedad de la boca.
· También puedes masticar hierbas frescas, como romero, perejil y apio, cilantro y semillas de cardamomo.
· El té verde y el té de menta ayudan a evitar el mal aliento.
· Los jugos de frutas, o de zanahoria y melón, contribuirán a la salud de las encías y, por consiguiente, evitarán el mal aliento.
· No fumar y reducir el consumo de alcohol.

¿Y los enjuagues bucales?

Vale aclarar que no es conveniente “tapar” el mal aliento utilizando productos como enjuagues bucales. Lo principal es una buena higiene, que comienza con un cepillado frecuente —dos o tres veces por día— y concienzudo, deteniéndonos en cada sector de la boca, sin olvidar las encías ni la lengua. Los enjuagues bucales son apenas la última parte de la higiene, y de ningún modo la más importante. En efecto, de poco sirven por sí solos si antes no se llevó a cabo un buen lavado con cepillo.

Hoy en la Salud, Actualizado el: 3/14/2014


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada