16 de abril de 2014

Dormir menos de 6 horas puede ser nocivo

Según un informe recientemente publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), dormir menos de seis horas por día puede traer complicaciones para la salud, entre las que destacaron falencias gástricas, un aumento del apetito y una disminución en el rendimiento físico e intelectual.
Ocurre que la falta de energía debida a pocas horas de sueño llevará a que la persona consuma mayor cantidad de alimentos con alto grado de azúcar y almidón, lo cual puede desencadenar problemas digestivos.
Por otro lado, el sentido de la vista sufrirá consecuencias, pues es probable que se desarrolle una hipersensibilidad a la luz; y el cansancio general impedirá que la persona se concentre y realice sus tareas de la manera esperada.

Trastornos del sueño

Para explicar el asunto, la OMS estableció dos grupos de trastornos del sueño: los primarios y los secundarios.
Los trastornos de sueño primarios incluyen el insomnio —dificultad para lograr y/o sostener el sueño— y su contracara, la hipersomnia —un estado de cansancio constante durante el día, lo que provoca más horas de sueño por la noche.
Los trastornos secundarios se relacionan con diversas patologías, como el síndrome de apnea y el de las piernas inquietas, y requieren de atención por parte de profesionales médicos.
Ambos extremos son igual de perjudiciales para la salud, ya que repercutirán de manera negativa en las distintas actividades que debamos realizar.

dormir poco - salud
Pocas horas de sueño repercutirán en el rendimiento durante el día.

Sueño y modo de vida

Son muchos los factores que inciden en nuestra calidad de sueño; los más importantes son la alimentación y la cantidad de actividad física.
De acuerdo con los investigadores, es fundamental sostener la vigilia. ¿Qué significa esto? Procurar estar despiertos durante el día, que se puede conseguir mediante la ingesta de ciertos alimentos por la mañana. Los cereales, las frutas ricas en vitamina C y los hidratos de carbono de lenta absorción nos darán la energía necesaria para mantenernos activos. Si quieres más información acerca de la alimentación y el sueño, visita este enlace.
Con respecto a la actividad física, se recomienda llevarla a cabo a diario, por la mañana o la tarde. Esto no solo favorecerá el descanso, a causa del gasto de energía, sino que a la vez, y por más que suene paradójico, nos revitalizará para retomar nuestras actividades.
Otro de los consejos de los expertos es crearse una rutina para dormir; o sea, intentar acostarse y levantarse siempre a la misma hora.
Siguiendo estas recomendaciones lograrás conciliar el sueño. Y así comprenderás que dormir no es simplemente un placer, sino una necesidad fisiológica básica, puesto que determinará en gran medida el resto de tu día.

Hoy en la Salud, Actualizado el: 4/16/2014


2 comentarios:

Berenice Martínez dijo...

Muy interesante esta entrada, voy a seguir estos consejos para cuando no logre dormirme. Aunque por suerte, duermo bastante bien.
Es un excelente artículo para todos aquellos que duerman menos de 6 horas, para que piensen mejor en las consecuencias de no descansar como se debe. Un saludo.

Juan Pablo R dijo...

Gracias Berenice, esperamos que estos consejos puedan ayudarte. Gracias por leernos, saludos.

Publicar un comentario