15 de octubre de 2014

Consejos para entrenar al aire libre

El hemisferio sur ya está entrando en la época de altas temperaturas y, como sucede cada año, mucha gente comienza la “carrera contra el tiempo” para ponerse en forma de cara al verano. Algunos eligen el gimnasio, pero otros que no gustan del encierro de los gimnasios se inclinan por entrenar en otros ámbitos. Aquí te ofreceremos consejos para entrenar al aire libre.
Hemos visto, en casi todas las ciudades, cómo las plazas y parques públicos se poblaron de estaciones deportivas y máquinas para realizar ejercicios. Esto habla de la tendencia creciente hacia la actividad física, sin dudas, uno de los hábitos más saludables en un tiempo en que la tecnología nos sume en el aislamiento y el sedentarismo.

fitness-entrenar
Sea solo o acompañado, la ciudad ofrece infinidad de posibilidades para entrenar.

Recomendaciones para entrenar al aire libre

La primera ventaja es el contacto con la naturaleza, pues esa cercanía redunda en una mayor relajación, aparte de facilitar la oxigenación.
El punto de partida es la elección del lugar donde se entrenará. Hay parques cercanos al centro de la ciudad, que pueden ser ruidosos y, según cada persona, pueden perjudicar la concentración o no. En el primer caso, se recomienda inclinarse por un sitio más tranquilo.
Hay que tener en cuenta, también, los elementos que se utilizarán para el entrenamiento. Si la rutina consiste en correr o andar en bicicleta, lo mejor es llevar la menor cantidad posible de elementos o, de lo contrario, proveerse de una riñonera que nos posibilite tener las manos libres.
En cambio, si el entrenamiento constara de otro tipo de ejercicios, como sentadillas y flexiones, se aconseja llevar un bolso con los elementos que se usarán: pequeñas pesas, una manta, líquido y toalla. Y, ¡por supuesto!, no olvidar el repelente, para que los mosquitos no arruinen nuestra rutina. Aquí puedes conocer otros consejos para entrenar.

Qué ejercicios realizar

No olvides nunca la importancia de llevar a cabo un precalentamiento para acondicionar tu cuerpo al ejercicio, seguido de una serie de estiramientos.
Al contrario de lo que los amantes de los gimnasios podrían pensar, hay infinidad de ejercicios posibles si se desea entrenar al aire libre. Flexiones de brazo, sentadillas, estocadas, abdominales, utilizar un step improvisado ––una pequeña pared o escalón––, utilizar las barras, si las hay, para hacer dominadas. Y claro, si se cuenta con mancuernas, ejercitar los brazos; otra buena opción son las tobilleras o muñequeras con peso, que servirán para aumentar la intensidad de la rutina. Por último, cualquier ejercicio que se realice con el peso del propio cuerpo siempre resulta una opción interesante.

entrenar-aire-libre
Una manta es indispensable para ejercitar en el suelo.

 ¿Personal trainer?

La opción del personal trainer depende de cada uno. Hay quienes pueden trazarse los objetivos sin ninguna ayuda externa y son capaces de llevarlos a cabo con buenos resultados. Pero si eres de esas personas que necesitan de alguien que actúe como guía durante el proceso, un entrenador te será muy útil no solo para cumplir tus metas, sino también para mostrarte la manera correcta de hacer los ejercicios.
No olvides nunca nuestra recomendación de cabecera: ¡consulta a tu médico antes de ejercitar!

Hoy en la Salud, Actualizado el: 10/15/2014


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada